Los Juegos Paralímpicos

El Voleibol Sentado surgió en 1956, en Holanda, a partir de la combinación del Atletismo y del Sitzball, deporte alemán sin red, donde las personas jugaban sentadas.

Las primeras competiciones internacionales fueron en el año 1967. Solamente en 1978 la Organización Mundial de Deportes para Discapacitados (ISOD en inglés) reconoció el deporte, a pedido de la Organización Mundial de Voleibol para Discapacitados (WOVD en inglés), pasando a formar parte del programa de la entidad. Desde 1993, hay Mundiales, masculinos y femeninos.

El ingreso del deporte al programa de los Juegos Paralímpicos sucedió en 1980, cuando se celebró el evento en la ciudad holandesa de Arnhem, únicamente para hombres. A su vez, las competiciones femeninas empezaron a formar parte del programa en la edición de Atenas, en 2004.

Atletas amputados, sobre todo de los miembros inferiores, personas con otros tipos de discapacidad locomotora (secuelas de poliomielitis, por ejemplo), con secuelas permanentes en la rodilla, cadera, tobillo o semejante, y la categoría de “otros” —en este caso, con determinadas amputaciones, parálisis cerebral, lesión medular y poliomielitis—.

El Voleibol Sentado tiene muchas similitudes con el deporte olímpico, como los fundamentos, sistema táctico y puntuación, con sets de 25 puntos corridos y 15 en el tie-break. El deporte es uno de los más dinámicos del programa paralímpico.

Hay adaptaciones para las personas con discapacidad: entre ellas están la altura de la red, de 1,15 metros para los hombres y 1,05 metros para las mujeres, contra 2,43 metros y 2,24 metros respectivamente; y la cancha, dividida en zonas de ataque y defensa, mide 10 x 6 metros, que es más pequeña en relación a los 18 x 9 metros del deporte convencional.

Todos los atletas deben jugar sentados y no hay problemas en caso de contacto entre las piernas de los jugadores de los equipos contrarios, sin embargo, no pueden molestar expresamente el juego de los adversarios. Es necesario mantener el contacto con el suelo en toda y cualquier acción, con excepción de los desplazamientos en campo. Las reglas del Voleibol Sentado permiten que se bloquee el saque.