Bádminton

Presente en el programa olímpico desde la edición de Barcelona, en 1992, el Bádminton se origina en Inglaterra, en torno al año 1600, y deriva de un juego llamado Battledore and Shuttlecock cuyo objetivo es golpear el volante con una raqueta el mayor número de veces posible, sin dejarlo caer al suelo.

A mediados de 1800, soldados ingleses que estaban en India desarrollaron una versión del juego llamada Poona que utilizaba una red y llevaron la modalidad a su país. Presentaron la disciplina a los invitados del duque de Beaufort en su palacio campestre, llamado Badminton House – lo que explica el nombre que rebautizó el deporte.

En marzo de 1898 se realizó el primer torneo, también en Inglaterra. Durante la década de 30, el Bádminton se popularizó en países como Dinamarca, Estados Unidos y Canadá. En 1934, surgió la federación internacional, que organizó el primer mundial de la disciplina en 1948.

En 1966, se incluye el Bádminton en el programa de los Juegos de la Mancomunidad que se realizaron en Kingston, capital de Jamaica. El estreno olímpico fue en Múnich en 1972, como deporte de exhibición, lo que volvió a ocurrir en Seúl en 1988.

La disciplina pasó a formar parte del programa oficial solamente en los Juegos Olímpicos de Barcelona, en 1992, con disputas individuales y dobles para hombres y mujeres. Se incluyó el evento de dobles mixtos solamente en Atlanta, en 1996.

Se disputa un punto de Bádminton hasta que uno de los participantes deje caer el volante caerse en su lado de la red. Cada partido se divide en tres parciales de 21 puntos, y vence el que gane dos. En caso de empate a 20 puntos, gana el parcial el primero que consiga dos puntos de ventaja en el marcador. Sin embargo, si el marcador llega a 29-29, gana el que se anote el punto siguiente. Hay un intervalo de un minuto en cada parcial tan pronto el primer participante o pareja logre 11 puntos. Los participantes cambian de lado en el tercer parcial tan pronto el marcado sea 11.

Antes de cada partido, hay un sorteo para determinar quién sirve primero. El servicio solo cambia de lado cuando el que sirve pierde el punto. En los dobles, se alternan los participantes. El servicio se parece al de tenis, en diagonal, alternándose de lado – si el marcador de quien sirve es par, él realiza el servicio desde la derecha, y desde la izquierda caso sea impar – y en dirección zona específica.

En la disputa, hay una fase preliminar, en la que todos se enfrentan dentro de un grupo. Los 16 mejores (en el caso de individuales) y los ocho mejores (en los dobles) avanzan a la etapa eliminatoria en la que los vencedores de cada lado del grupo disputan el oro. Los perdedores de las semifinales obtienen dos bronces.

Cada volante pesa entre 4,74 y 5,5 gramos, con 16 plumas de ganso – todas sacadas del ala izquierda del ave. Los volantes pueden alcanzar los 400 km/h durante un partido.